MÓVILES Y TABLETS BARATOS

SEGUROS DE COCHE Y MOTO

MODA DESIGUAL

MASCOTAS

Regalos para una amiga

1

Me gusta pintarme los labios de rojo. Por eso casi tengo una colección de barras de labios de ese color de todas las marcas. Las últimas que compre fueron las Sleek Matte Me Labial. 

Se trata de un labial con una textura muy ligera que te deja los labios pintados de cine. Es un labial muy cremoso, como me gusta a mí. De ahí que casi esté terminando la barra. 

Es una pena que sólo lo vendan en seis tonos. Por mucho que me suela decantar por los tonos rojos, a una siempre le gusta que haya donde elegir y en seis colores poco puedes elegir. Los tonos son: 

1. Fandango Purple. Es un rosa oscuro muy llamativo que te da un toque chic. 
2. Brink Pink. Es un rosa neón suave que parece que me rejuvenece. 
3. Party Pink. Es un tono entre naranja y rosa. Fue verlo y no quererlo par a mis labios. Me parece muy de adolescente. 
4. Rioja Red. Es un rojo perfecto para mis labios. Compré dos barras: la que estoy acabando y otra que tengo de repuesto. 
5. Petal. Rosa mate y natural en su aspecto. Demasiado discreto para mí. 
6. Birthday Suit. Es un color marrón con acabado en rosa. Es original, pero no me gusta. 

Os recomiendo este labial con acabado mate en todos sus colores. El rojo es un rojo perfecto para mi gusto. Es el color que más me gusta de esta marca. Os lo recomiendo también pro su buena duración. Te aguantan los labios pintados toda la mañana o toda la tarde. Hasta que pasan unas seis horas no tienes necesidad de retocarlos. Son labiales con una muy buena pigmentación. 

En cuanto a su precio, no se encuentra entre los labiales más caros ni tampoco entre los más baratos. Me costó cada barra 6,49 euros. Me parece un precio bastante razonable dada su calidad. 

El envase es llamativo. Es la barra de labios de toda la vida, pero cierra con un tapón negro y tiene la parte de abajo transparente. Así ves perfectamente el color que compras.

--------------------------


2

La depiladora eléctrica Braun Silk-épil 9 9-538 
atrapa el vello más corto y te deja las piernas perfectas. Lo malo es que duele bastante, pero, como dice mi madre siempre, para presumir hay que sufrir. 


Es una depiladora con un diseño ergonómico que facilita mucho su manejo. La depiladora se te adapta a la mano y no cansa nada usarla. Yo la llevo muchas veces de viaje porque es una depiladora con la que acabo antes de depilarme gracias a su anchura. Me doy unas cuantas pasadas y dejo las piernas libres de vello de arriba a abajo. 

Tiene un diseño bonito con predominio del color blanco y algunos toques en rosa y plateado. Me parece muy femenina. 

Yo la estoy usando tanto en seco como en húmedo. Casi la uso más en seco porque siempre temo que se me estropee en las depilaciones de las piernas mojadas. El agua acaba con todo por mucho que te digan que no pasa nada si la depiladora se moja. 

Lo que no han conseguido todavía es que la depilación sea totalmente indolora. Me duelen tanto los tirones de las 40 pinzas de esta depiladora como los que me dan otras depiladoras que tengo en casa. Por mucho que la deopiladora Braun Silk-épil 9 9-538 tenga un sistema de masajes de alta frecuencia no deja de ser dolora. 

Aún así os la recomiendo. Ninguna depiladora eléctrica es indolora y, puestos a elegir, es mejor quedarnos con una depiladora de cabezal ancho, diseño bonito y marca de renombre. 

A la hora de depilarte con esta depiladora no debes dormirte en los laureles porque sólo tiene una autonomía de 40 minutos. Yo la pongo en la velocidad rápida para acabar antes aunque los tirones los note más fuertes. También elijo la dirección en la que quiero eliminar el vello. 

La mayor desventaja que le encuentro a esta depiladora Braun Silk-épil 9 9-538 es su precio. Me costó 170 euros, un dinero que tengo bastante amortizado, pero no puedo decir que me haya salido barata. La marca se paga.

TODO PARA TU MASCOTA