MÓVILES Y TABLETS BARATOS

SEGUROS DE COCHE Y MOTO

MODA DESIGUAL

MASCOTAS

Así me pongo guapa

1

El Clinique Labial Chubby Stick es el labial que pone brillo y juventud a mis labios. Lo venden en unos colores muy desenfadados, muy joviales, en esos tonos que te apetece poner tanto en verano como en invierno. Últimamente, me decanto por los tonos rosas. son unos tonos que te ponen la eterna juventud en la cara. 

Es un labial que tiene una textura ligera y cremosa. Da gusto pasarlo por los labios. También tiene una buena pigmentación. No es de esos labiales que se te van al par de horas. Este labial aguanta horas y horas en tus labios sin necesidad de que hagas mucho retoque. 

Noto que el Clinique Labial Chubby Stick me deja los labios bien hidratados. En invierno suelo ponerme una vaselina antes de pintarme los labios. Con este labial no la necesito. Es como si el labial se fundiera con la piel de mis labios. Me deja los labios pintados de una manera muy natural. 

No me extraña que sea tan bueno porque en su composición leva Manteca de karité, Manteca de semilla de mango, Aceite de semilla de Jojoba, 
Aceite de semilla de hierba de la pradera, Aceite de semilla de girasol, Aceite de olive hidrogenado. Pese a llevar tantos aceites no es nada pringoso el labial. Para mí es perfecto. 

Os recomiendo este Clinique Labial Chubby Stick que venden en unos diez tonos. El último que compré es el Mega Melón, un tono naranja que me queda que ni pintado. Puede parecerte un color poco adecuado para el inverno, pero no lo es. Yo me he pintado los labios con este color anaranjado el otro día que llovía a mares. No hay nada mejor que un labial alegre los días de lluvia e invierno. 

La única desventaja que tiene es el precio. Cuesta 19 euros cada barra. Es mucho dinero, pero, cuando te gusta un labial, pagas eso y más.

--------------------

2

Los polvos Thebalm Mary-Lou Manizer me dejan la piel iluminada y joven. No parece mi piel. Yo tuve mis dudas a la hora de comprarlos por el envase. Vienen en una cajita que trae la imagen de una chica años veinte que le dan aspecto de producto poco serio. Casi parece que los compras en un bazar chino por el envase. 

Una vez en casa, los probé y me enamoré de ellos. Son unos polvos muy finitos. Da gusto aplicarlos con la brocha. Yo me los tengo aplicado hasta con los dedos. Una es muy mañosa. 

El resultado es muy natural. Te quedan como fundidos con la piel. No tienen color ni brillo. Yo detesto esos polvos que te dejan la cara como si te aplicaras purpurina. 

Los estoy usando una barbaridad. menos mal que el envase me está cundiendo. cuando lo acabe, tendré que pagar otros 18 euros por el siguiente. No son nada baratos. Últimamente, me estoy comprando cosméticos caros. Por supuesto, no se lo cuento a mi chico. Habría un divorcio si lo sabe. Él cree que me pinto con potingues comprados en los chinos. 

Os lo recomiendo. El Thebalm Mary-Lou Manizer está testado dermatológicamente. No te causa ninguna irritación en la piel. Lo pueden usar las pieles de todo tipo, lo cual es una gran ventaja. Como os decía, son unos polvos iluminadores muy caros, pero los puedes dejar para esos días en los que sales en plan divina. Te duran 24 meses sin perderse en su cajita circular. Me refiero a la cajita de la chica años veinte. El envase es precioso. No es serio, pero es bonito. Lo sacas del bolso en un baño público y todas las señoras te miran como si fueras una estrella de cine. Sólo por la cajita merecen la pena ser comprados estos polvos que, dice mi chico, que me dejan la cara como achampanada. Tiene mucha imaginación.

TODO PARA TU MASCOTA