MÓVILES Y TABLETS BARATOS

SEGUROS DE COCHE Y MOTO

MODA DESIGUAL

MASCOTAS

Mis compras de mujer florero

1

Cada día los relojes son más modernos, pero esto no quiere decir que sean más bonitos. Yo estos relojes modernos que tanto le gustan a mi marido les encuentro unos diseños muy masculinos. Por eso me niego a ponerme uno en mi muñeca. Mi marido, en cambio, se ha pasado a la moda de los relojes modernos. Tiene varios y más tendría si no fuera un tacaño. Espera que se los regalen. El que más le gusta es el Zeblaze Miniwear que le regaló mi madre. 

El Zeblaze Miniwear es un reloj que mide el pulso cardíaco. Se trata de un smartwatch con prestaciones similares a las de un smartphone. 

Este reloj es de forma rectangular, con la caja en color dorado y con una pantalla LCD de 1,21 pulgadas que tiene una resolución de 240 x 240 mp, lo cual no está nada mal. La pantalla viene con una protección plástica que mi marido le ha quitado enseguida. Yo hubiera preferido que se la dejara porque raya todas la pantallas. 

Lo que no me gusta mucho es la correa del reloj. La correa es de piel de color negro con un acabado grabado y con pespuntes en blanco que le quedan como pegotes. La hubiera preferido de metal, aunque fuera un acero de chatarrería. Las correas de piel no dan buenos resultados. Se acaban rompiendo o soltando, sobre todo en el caso de mi marido porque siempre lleva los relojes muy apretados a la muñeca. 

Por la parte posterior del reloj vemos dos líneas de conexiones para acoplar el cable del cargador, que se adhiere muy bien a estos mediante imán, y un círculo donde se encuentra el famoso pulsómetro que tanto mira mi marido. Me agobia verlo siempre mirándolo. 

Os lo recomiendo. El Zeblaze Miniwear tiene la tecnología utilizada en los teléfonos inteligentes o smartphones. Es como si llevaras un mini ordenador con con casi todas las prestaciones de un teléfono móvil. Es una pena que no lo fabriquen con un diseño más femenino. 

Estuve mirando los precios y no es nada caro. Cuesta 45 euros. Mi madre no gasto mucho en el regalo de cumpleaños de su yerno.

----------------------------



2

Yo siempre echo en falta los teclados cuando llevo una tablet en el bolso. Eso se ha acabado con las fundas que incorporan teclado. Tengo varias, una de ellas la Cooper Cases Funda Folio que comparto con mi marido. 

La Cooper Cases Funda Folio es una funda con teclado pensada para tablets de 9 - 10.1 pulgadas. Está fabricada en poliuretano de color negro con un cuidado acabado y muy suave. En el interior está revestida de antelina, en el mismo color negro. 
En la parte trasera cuenta con un soporte desplegable con una cinta, para que la funda se mantenga en vertical con la tablet incorporada. Esto te permite utilizar el teclado cómodamente. 

Me hubiera gustado que fuera de otro color. El negro no es un color que va conmigo. Mi marido, en cambio, está encantado. Dice que no le van los colores Agatha Ruiz de la Prada. A mí lo que no me van son los tonos fúnebres y el negro es el más fúnebre de todos los colores tristes. 

Cuenta, como os dije, con un teclado bluetooth de color negro para no variar. Es un teclado inglés americano Qwerty, extraíble, con batería recargable de litio polímero. La batería no me dura demasiado. 

El teclado está fabricado en plástico duro. Parece irrompible. Sus medidas son de 275 x 200 x 5 mm. 
Aparte de las teclas normales de letras y números, dispone de otras para funciones multimedia y útiles atajos que conocerás leyendo en el manual de instrucciones. El manual te lo explica todo muy clarito. 

Este teclado es extraíble. Lo puedes quitar y colocar en la funda con mucha facilidad. Lo puedes adecuar para diferentes sistemas operativos: android, windows e ios. Para ello tendremos que pulsar la tecla Fn y la E, W o Q, según el sistema operativo que desees. Esto te lo cuentan en el manual de instrucciones. 

Os recomiendo la Cooper Cases Funda Folio. Me costó 55 euros. No me parece cara. La única desventaja que le encuentro es que no tiene la letra ñ. Es muy inglesa.

--------------------------------------



3

El Nivea Men Invisible for Black & White Spray es un desodorante para hombres que le gusta mucho a mi marido. Por eso siempre acaba en mi cesta de la compra cuando voy al supermercado. Es lo que tienen los productos de Nivea: los venden en supermercados, grandes superficies, perfumerías, etc. 

Es un desodorante que dura poco. No cubre todo el día ni de broma. Es demasiado suave. Esto tiene la ventaja de que no ocasiona ninguna alergia. Por lo menos a mi marido, y eso que es siempre generoso con las cantidades que se aplica. 

Me gusta su olor. Tiene un olor a Nivea, pero con mucho frescor. Da gusto olerlo en la piel de mi esposo. Lo noto masculino, viril, agradable. 

Otra ventaja que destacaría es que no mancha la ropa. Mi marido puede ponerse sus camisas blancas sin temor a las manchas. Se acabó lo de tirar camisas por manchas imborrables de los desodorantes. 

Lo venden en envases metálicos tipo spray con los colores blanco y azul característicos de Nivea. Es un envase de 150 ml. A mi marido poco le cunde porque siempre se echa un montón. Le encanta el olor cítrico que tiene. 

Os lo recomiendo. Este desodorante de Nivea gusta mucho a los caballeros. Mi padre también lo usa. Además, tiene la gran ventaja que es muy fácil de encontrar. Y no es caro. Cuesta 2,40 euros. No es que sea de los desodorantes baratitos, pero se deja comprar. 

Vale la pena comprarlo. No defrauda. Los de Nivea se están esforzando con sus nuevos productos. Cada día sacan productos mejores al mercado. Es el caso de este desodorante para hombres. 

Debes probarlo. Como os decía, es para chicos, pero yo me lo tengo aplicado alguna vez que estábamos de viaje y se me había acabado el mío. Mejor ponerte un desodorante masculino a no ponerte ninguno, sobre todo si hace calor.

TODO PARA TU MASCOTA