MÓVILES Y TABLETS BARATOS

SEGUROS DE COCHE Y MOTO

MODA DESIGUAL

MASCOTAS

Gullón diet fibra de trigo y maiz: mis galletas de desayuno

Estoy desayunando con las Gullón diet fibra de trigo y maíz casi todos los días porque son unas galletas que me aportan mucha fibra y a las que les encuentro un sabor aceptable.

Son unas galletas pequeñas, redondas, crujientes, sabrosas cuando las mojas en el café, deliciosas si las mojas en el chocolate. Para mí son sencillamente geniales.

Lo que no es tan genial es el precio. La caja de 500 gramos me costó 2,40 euros la última vez. Puede variar algunos céntimos de supermercado a supermercado, pero de los dos euros no te baja en ningún establecimiento.

Son unas galletas que han mejorado mucho mi tránsito intestinal. Es lo que tienen las galletas de fibra. Tomas unas cuantas por la mañana y fijo que visitas el baño a las pocas horas.

Las cajas son llamativas. Me gusta lo que es la caja, el envase exterior porque es vistoso. Lo que no me gusta nada es que dentro las galletas vengan como a granel dentro de una bolsa de plástico. Al venir desordenadas encuentras bastantes galletitas rotas, cosa que yo detesto.

Muchas veces las quito de su envase y las coloco ordenadamente en una caja de galletas de metal. Se van mucho mejor así que si las dejo en su bolsa de plástico cerradas con una pinza. En todo caso, estas Gullón diet fibra de trigo y maíz pronto se ablandan. Hay que comerlas pronto para notarlas crujientes. Cuando dejan de estar crujientes pierden mucho sabor. Yo las galletas blandas siempre se las doy al perro. Le encantan las galletas blanditas.

En su composición llevan harina integral de trigo y harina integral de maíz. Le notas bastante el sabor de la harina de maíz.

TODO PARA TU MASCOTA