MÓVILES Y TABLETS BARATOS

SEGUROS DE COCHE Y MOTO

MODA DESIGUAL

MASCOTAS

Mi maquillaje más audaz

Un delineador que estoy usando mucho es el Kat Von D Tattoo Liner Trooper. Es cremoso, con una textura gel que facilita su aplicación. Yo lo compro en negro, pero se vende también en marrón, lila, verde y azul. Compré el azul una vez, pero, como casi no lo uso, no lo volví a comprar. 

Nunca me hago más de una pasada con este Kat Von D Tattoo Liner Trooper. Me queda un color negro intenso y luminoso en una línea que me dura todo el día sin necesidad de retoques. 

Lo venden en las tiendas Shepora. Es, pues, muy fácil de encontrar porque estas tiendas están cada día más presentes en nuestras ciudades. Cerca de mi casa hay dos. 

Os lo recomiendo. A mí me costó acostumbrarme al envase. Lo abres y te encuentras con un pincel. Estaba acostumbrada a delineadores en lápiz. Ahora no lo cambio por los delineadores lápiz. Me encanta. 

El envase es bonito. Parece de más precio con su color negro con toques plateados. Es el tipo de envase que me gusta quitar del bolso en los baños públicos. Te miran como si sólo compraras cosmética cara. 

Caduca a los seis meses. A mí no me dura tanto. Ni siquiera el azul que tengo a medio acabar me durará seis meses. Soy muy gastona y enseguida acabo delineadores y todo tipo de cosméticos. Esto se debe, sobre todo, a que suelo cambiarme de maquillaje a lo largo del día. Me maquillo conjuntando el maquillaje con la ropa que pongo. 

La desventaja que le encuentro al Kat Von D Tattoo Liner Trooper es la poca cantidad que trae. Sólo 2 ml. Aún así cunde bastante gracias a su buena pigmentación. 

Es resistente al agua. Por eso siempre uso un desmaquillador específico para quitarlo. Un desmaquillador normal no te lo arrastra bien. 

Ah... y no es nada barato. Lo bueno se paga. Cuesta 20 euros. Menos mal que muchas veces te lo venden con un descuento del 20%. Se nota el descuento. Yo intento comprarlo cuando está con descuento. Hay que ahorrar.

TODO PARA TU MASCOTA